3 píldoras para el lunes

Aunque parece que estamos tocando fondo, las consecuencias seguirán descomponiendo nuestra economía al menos hasta el inicio del verano del 2010. El tsunami, que comenzó en la periferia del Estado hace más de dos años, llega ahora con toda su fuerza a los últimos reductos.

Es tiempo de actuar.

1.- Establezca alianzas en su entorno empresarial. Sincronice los relojes…mentales.
Es hora de establecer alianzas sólidas y estables para poder sortear estos tiempos de incertidumbre. Fortalezca el perímetro de su empresa mediante acuerdos de colaboración estables y documentados.
Conozca los planes de sus proveedores como conoce los de sus clientes. Comuníqueles los suyos. Ha llegado la hora de las estrategias compartidas. Sincronice sus relojes.

2.- Capte a los mejores
Localice, evalúe y tenga a mano a los mejores profesionales. Sígales en sus puestos de trabajo, en su “networking profesional”, conózcales personalmente y mantenga una relación activa con ellos.
Diseñe un organigrama para el futuro cercano y sitúe los nombres de los mejores profesionales. Muéstreles su compañía, infórmeles sobre sus planes de futuro y hágales partícipes de su estrategia.

3.- Enamore a sus clientes
Esté siempre cerca de ellos, con o sin proyectos en marcha. Comparta sus triunfos y sus fracasos como si fuesen propios, hágase una parte de su escenario profesional. Esté atento a sus necesidades, a sus miedos y a sus esperanzas. Haga de su relación comercial algo más estrecho y cálido.
Recuerde que, en ocasiones, nos enamoramos de nuestra propia imagen en los ojos del otro.

Anuncios