esto_solo_lo_arregla_un_milagro.org ;)

Me ha dado un ataque de cinismo. Otra vez, mientras leía la prensa esta mañana, he vuelto a sentir los síntomas. Sonrisa de medio lado, ceja arqueada y pulpilas dilatadas.

Me encontré la primera referencia en Facebook, luego en Linkedin y ahora en la prensa tradicional: “Esto sólo lo arreglamos entre todos“. Y se me arqueó la ceja. Una mosca no pasa dos veces por el mismo lugar si no tiene alguna intención.

Al principio pensé que era una campaña de estudiantes de MBA o de ADE o de alguna asociación sin ánimo de lucro; ya sabéis, eso de la economía, la confianza y las tardes de Sábado sin saber qué hacer. Me los imaginé charlando apasionadamente sobre la necesidad de guía en tiempos de crisis, el paso adelante cuando todos dan un paso atrás, en el optimismo irredento de los que, para bien o para mal, viven la crisis más como un tropiezo mediático que una realidad en la lista del RAI.

Al comprobar la “emergencia” en las redes me decanté más por el “marketing viral” de turno. Me pareció una propuesta arriesgada pero, sorpresas tiene la vida, a lo mejor les salía bien el tiro. Los nuevos “creativos” del 2.0 suelen mezclar, con fortuna y sabiduría, una cierta inocencia emocional con un sentido práctico de la vida: naïf-business.

Finalmente, todo al descubierto. Ni viral ni ná, una campaña promovida por las Cámaras de Comercio para imprimir a la sociedad el dinamismo empresarial, el optimismo de emprendedor que todos necesitamos. Dicen las malas lenguas que detrás de esto está el Gobierno. También dicen los mismos mentideros que el Gobierno está detrás de Belén Esteban, los problemas en Grecia y la alopecia creciente. Yo guardo cauto silencio aunque…

Este “juntos, alltogether” no es mala la idea; alicatadores de Getafe y mensajeros de O Grove, directivo de multinacional y secretario de Estado, masajista nórdico y modista en Moratalaz unidos todos. Todos iguales ante la crisis…¿Iguales?

Nada, los problemas estructurales son, por así decirlo, “peccata minuta”. Necesitamos optimismo, ser positivos y ya está, todos a consumir y, en unos meses, a por las hipotecas, los créditos al consumo… Otra vez España como 9ª potencia mundial, como bastión de la economía liberal, de las oportunidades para todos, de sociedad moderna, sostenible e integradora… Es el “New Deal” pero en versión de aquí; la sociedad civil, con el pecho por delante.

Si, pongamos por caso, un emprendedor no sabe que lo es y, digamos, descansa en una parque a la espera de que abran el albergue, esta campaña puede imprimir en él la autoestima, los avales, los clientes y los productos y servicios necesarios para, en un tris tras, convertirse en el nuevo Soros o, por qué no, en un Florentino cualquiera. ¿Y nuestros jóvenes, condenados a vivir de un sueldo ridículo que no refleja, para nada, el esfuerzo intelectual de su excelente formación académica, incendiados de pasión emprendedora, como si de una simulación de negocios se tratase?

¿Crecerá esta web “Esto sólo lo arreglamos entre todos“? ¿Será un imparable movimiento social que hará historia? El cuerpo me dice que no pero mi cinismo, sabio por desengaños, no lo tiene tan claro. En esta tierra todo es posible, sobre todo si “lo arreglamos entre todos”…

Anuncios