4 noticias aparentemente irrelevantes

La primera, coyuntural
El 76% de los españoles no están satisfechos con sus regalos navideños dice el diario de Navarra.
¿Sólo el 76%? Poco me parece a mi. Mi aversión a las corbatas es reconocida pero este año se ha extendido a los libros y las colonias. No es cuestión de dinero, es de conocimiento del cliente. Me explico.
Si mis “regaladores” tuviesen a sus clientes convenientemente segmentados sabrían que a mi no se me seduce con una corbata; al contrario, hacen las corbatas y los libros el efecto contrario. Me hubiese conformado con una maqueta de la nave Voyager de StarTrek o, si querían dejarme mudo, una colección de dvd de David Attenborough. Mucho más barato, menos comprometido y, sin duda, más gratificante para un servidor.

Moraleja: Un buen conocimiento del cliente reduce costes e incrementa la afinidad.

Segunda, tecnología.
El primer portátil con pantalla transparente, noticia de El País, confirma mis predicciones más alocadas. El ordenador desaparece físicamente de nuestra vida cotidiana. Si les sumamos el anuncio de un proyecto interactivo táctil, el acabose.
La tecnología no evoluciona porque sus actores principales y tradicionales no pueden evolucionar. Es cuestión de visión, de estrategia, de innovación. Como todo en esta vida, una compañía, sea grande o pequeña, vive inmersa en un ciclo de crecimiento, maduración y muerte. Es un ciclo natural que se apropia de la organización humana más eficiente y aberrante: la sociedad mercantil. Puedes tener suerte y subirte a una ola de desarrollo, un vector como lo califican los expertos, que te lleve adelante en el tiempo pero, tarde o temprano, sucumbirás si no haces la revolución.

Moraleja: Reinventa tu empresa todos los días, suma profesionales innovadores y motivados, que la sangre del conocimiento y la imaginación corra por sus venas. De otro modo, terminarás con una empresa burocratizada, esclerótica y, más pronto que tarde, sucumbirá ante el impulso de los pequeños creadores.

Tercera noticia: crecen los sacrificios humanos terapéuticos en África.
No, no es una broma, es cierto porque la noticia es en inglés (ya se sabe que los ingleses no mienten nunca), porque se editó en Inglaterra (donde no se miente nunca) y aparece publicada en un periódico inglés (que no mienten nunca).
La noticia me hace pensar en el relativismo y la fragilidad del progreso. Además, ratifica mi convencimiento que la “verdad no nos hace libres” mas que nada porque no podemos entenderla. No dejará nunca de sorprenderme cómo los seres humanos, puede que por una malfunción genética, somos capaces de adjudicar a la magia efectos imposibles y seguir con ello.
Pero la pregunta que me asalta es qué estrategia aplicarán los laboratorios farmacéuticos en Uganda: Nuevo antibiótico a base de manos de zurdo maceradas. Antiinflamatorio “Fernando”, elaborado con los órganos internos de nuestro consejero delegado. Unidades limitadas.

Moraleja: En un mundo globalizado, las peculiaridades regionales son determinantes. No vale el café para todos. Piensa en global, actúa en local.

Y la cuarta, la peor.
En El Economista aparece el primer aviso a la FED para la subida de tipos. Y esto no es moco de pavo. No sólo porque pone en entredicho la recuperación rápida, esa con forma de seno invertido, sino porque pone en entredicho la políticas de crecimiento basadas en la recuperación del consumoa través del endeudamiento de particulares y empresas..y autónomos. La amenaza de hiperinflación es cada día más fuerte y concreta. He insistido en todos los mentideros donde participo que esta crisis no es una crisis normal, que es sistémica y no tiene resolución a corto porque todavía estamos en el huracán. Podremos pasar por su centro, donde no hay vientos, pero eso no significa que el ciclón esté agotado.

Moraleja: Una estrategia económica (industrial o de servicios) basada en un crecimiento rápido del consumo es un error a corto y medio plazo. Ahora es el momento de soltar lastre y diseñar un crecimiento que no requiera ni grandes endeudamientos ni grandes producciones.

Un abrazo a todos.

Anuncios