ebook: hora 0

-actualización- ¿Alguien puede seguir dudando de lo que se avecina en el sector editorial, en los medios de comunicación y en la educación? Link a noticia de El País sobre los ebooks

Hace menos de una semana un directivo de una gran empresa de artes gráficas me negaba la posibilidad de que los soportes electrónicos diesen la puntilla al tradicional mundo de las artes gráficas. “Es imposible, decía, que un libro no sea un libro. ¿Cómo se van a a perder siglos de tradición y decenas de miles de empleos por un artilugio electrónico de tres al cuarto?”

De la misma opinión es Antonio, un tecnólogo: “yo siempre leeré libros en papel. ¿Dónde tomo notas, dónde pego los postit? No estoy dispuesto a renunciar ni al olor de la hoja impresa ni a las bibliotecas. El libro, el papel impreso ha sido el ladrillo sobre el que se ha construido la cultura occidental”.

Sentimental, épica y numantina declaración de principios.

No hace mucho comentaba que la tecnología existe, que los dispositivos estaban listos para inundar el mercado y que algunos de los actores (editores, generadores de contenidos, agencias de comunicación y consorcios periodísticos) ya habían reestructurado sus negocios ante el nuevo medio: los ebooks.

La Feria de Francfort es el pistoletazo de salida.

¿SÓLO SON VENTAJAS?

Los ebooks suponen, en pocas líneas:

Posibilidad de cobrar por contenidos sin alterar el modelo “total free” de Internet.
Es un nuevo soporte, un nuevo modelo de negocio y un nuevo procedimiento de actualización. Tras la pesadilla de los soportes propietarios se abrirá el pago por visión, de bajo coste, y acceso global vía inalámbrica. Siempre habrá frikis que busquen el modo de no saltarse el pago pero, en términos generales, como ha sucedido con la tienda iTunes, ¿quién en su sano juicio no prefiere un micropago a “crakear” su dispositivo y perder toda la información?

Impulso al sector de la información tradicional.
Las agencias de noticias y las editoras de medios de comunicación han estado en franca retirada tras los embates de blogs, de los medios digitales puros y la web 2.0 (tipo meneame), luchando por no morir antes de tiempo. Tanto el Grupo Prisa como El Mundo y su grupo andan con el agua al cuello. Los cambios en el mercado de la publicidad, de la televisión y de Internet les han llevado hasta casi el coma. Los ebooks serán su salvación (no sé si de todos pero sí de algunos) y le permitirán explotarlo publicitariamente sin las limitaciones de las 2D estáticas. Veremos publicidad dinámica, interactiva y llena de color y sensualidad en los nuevos soportes.

Un balón de oxígeno para las agencias de medios y las creativas.
Hemos asistido a la irrupción 2.0 como una bomba termonuclear en el sector. ¿Quién, en su sano juicio, recomendaría a su cliente publicidad tradicional frente a inversiones más reducidas, medibles y eficientes en redes sociales, mk 2.0 o Google? Los ebooks serán el soporte que facilitará la combinación del above y el 2.0.

LA REVOLUCIÓN REQUIERE LA RECONVERSIÓN

Desde luego, para el sector de la impresión tradicional, las artes (que no industrias) gráficas y las agencias incapaces de adaptarse al nuevo entorno, serán tiempos difíciles. En la Comunidad de Madrid, las artes gráficas dan empleo directo a cerca de 40.000 personas. ¿Cómo abordar la reconversión del sector? ¿Qué debe hacer la Administración?

Si queremos que nuestra industria sea competitiva, nuestros medios continúen vivos y nuestras agencias tengan un espacio en el nuevo escenario es imprescindible abordar una reconversión basada en tres puntos:

Definición de los modelos de negocio que tengan mercado y sean competitivos: la impresión de alta calidad, el packaging, la producción material PLV, la impresión digital y la impresión de volumen.

Auspiciar procesos de concentración y de cierre supervisados y gestionados desde la propia Administración.

Formar e informar a los actores de manera activa y urgente. Modificar los planes formativos, tanto en formación profesional como en carreras universitarias, para no perder más tiempo formando profesionales que el mercado no demandará en tres/cinco años.

Una nueva pieza del proceso revolucionario (entendiéndose como un momento paradigmático que altera la esencia de los modelos políticos, sociales y económicos) empieza su andadura.

Bienvenido eBook. Gracias Gutemberg.

Anuncios