Necesitamos un proyecto de país?

Hace unos años, en una reunión de amigos, un viejo profesor universitario insistía en la necesidad de abordar profundas transformaciones en la sociedad española para asegurar su competitividad.

Se refería no a la reducción de salario, al incremento de la jornada laboral o a la externalización de servicios “no críticos”. Marco se refería a algo que hemos olvidado casi todos en la lógica del mercado global: la competitividad de la empresa “país”. Brevemente, alguna de sus conclusiones:

1.- Hace falta un debate en profundidad sobre la formación en nuestro país.
2.- Promover la I+D+I. Marco se refería a una manera de vivir y trabajar donde innovar sea un valor fundamental en la sociedad.
3.- Promover el uso intensivo del inglés en la vida cotidiana: es imprescindible un país bilingüe.
4.- Incentivar la internacionalización, romper el atávico carácter “rural” de España por una visión más cosmopolita y abierta.
5.- Renovar nuestro escenario político: más juventud, más profesionales, más independiencia, más proyecto de pais.

Tres años después. el debate educativo sigue encallado en “Educación para la ciudadanía”. Innovación es sinónimo de “me he comprado un móvil con correo electrónico”. En los idiomas, tenemos un país con 4 idiomas reales, y otros tantos dialectos transformados en idioma a golpe de parlamentos regionales, pero el inglés “real” no está en la lista. Los españoles salimos al exterior, al Caribe y de compras a Nueva York. Nuestros políticos profesionales…¡Qué voy a decir de ellos que no sepáis todos!

Yes, we can´t.
¡Feliz Navidad!

Anuncios